domingo, 22 de abril de 2012

Espías: un marino, vinculado a los “vuelos de la muerte”

Es el capitán de navío Jorge Alberto Janiot. Aparece en una lista de pilotos sospechados. (*)

Por Rolando Tobarez

Enjuiciado por su presunta participación en las espías ilegales de la Base Almirante Zar de Trelew, el capitán de navío Jorge Alberto Janiot también figura en la lista de los 24 pilotos habilitados para volar aviones Electra L - 188 entre 1976 y 1983, durante los años de plomo. El dato es muy comprometedor para el marino retirado ya que la Justicia Federal sospecha que esos aparatos se usaron para los siniestros "vuelos de la muerte". Con este método la dictadura arrojó al mar a decenas de detenidos que previamente eran adormecidos con Pentotal.

La lista de pilotos la entregó el Estado Mayor de la Armada a la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa de la Nación. Se trató de un pedido de la revista "Veintitrés". En sus páginas y también en el diario Tiempo Argentino, el periodista Franco Mizrahi publicó una investigación acerca del tema. Los 24 pilotos pertenecían a la Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logística Móvil, que constaba de tres Electra Lockheed 188: el 5T1, matrícula 0691, el 5T2, matrícula 0692, y el 5T3, matrícula 0693, provenientes de Estados Unidos.

Esta escuadrilla se investiga como último eslabón del proceso de desaparición de personas y dependía de la Escuadra Naval Número 5, con base en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. De acuerdo a "Veintitrés", esta documentación se desclasificó junto con todos los archivos de la represión por el gobierno de Cristina Fernández.

Aunque su nombre en la lista no prueba su participación en los vuelos siniestros, la revista detalla que "Janiot fue parte de la escuadrilla de exploración durante la guerra de Malvinas y al día de hoy tiene por domicilio alternativo la Base Almirante Zar porque siguió vinculado a la Armada Argentina".

Otros dos marinos acusados de inteligencia ilegal figuran en listas vinculadas. Se trata del contraalmirante Luis De Vincenti y el capitán de navío Félix Médici. Ambos fueron pilotos de la Armada entre 1976 y 1979. Aparecen en otro grupo de 240 pilotos, incluyendo aviones de carga y de combate. Aunque es muy improbable que alguno haya participado de los "vuelos de la muerte", por su función de entonces pueden ser potenciales testigos de este macabro método de desaparición. Entre esos 240 aviadores aparecen todos los investigados por los vuelos, incluso Jorge Vildoza, prófugo que según el arrepentido Adolfo Scilingo fue el coordinador de este plan de desaparición.

Hasta hoy la justicia no indagó a ninguno de esos 24 pilotos y a muy pocos de la otra lista de 240. La pesquisa que investiga los vuelos es un legajo que se desprende de la causa ESMA, que lleva el juez federal Sergio Torres, en Comodoyo Py. Los fiscales que trabajan el tema son Eduardo Taiano y Miguel Osorio. Los fiscales ya tienen en sus manos "Veintitrés" para apurar la investigación y llamar a los pilotos, al menos como testigos.

La justicia tiene un problema para avanzar: no hay un crimen específico que imputarles a estos aviadores. Debería demostrarse que alguno piloteó un vuelo específico para asesinar a un número cierto de personas. Sin testigos, es muy difícil. Por ejemplo, no aparecen las planillas de vuelo de los Electra, un elemento central para determinar responsabilidades. Estas planillas sí aparecieron en el caso de aviones Skyvan, que se sospecha se usaron también en los vuelos de la muerte. Dependía de la Prefectura y se imputó a 3 pilotos.

También puede darse que alguno de los 24 pilotos haya entrado a la lista por pilotear un Electra en 1983 y no antes. Podría ser testigo pero quedaría excluido de haber participado. En el caso de Janiot y en el resto, la justicia dirá.

(*) Nota del editor: Todos los pilotos indagados, y que estuvieron realizando vuelos desde 1976, siguen en el Museo de la Armada argentina (¿?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada