lunes, 14 de abril de 2014

Juicio ESMA III: Crónica del 10 de abril de 2014

Osvaldo guiando una visita en la ESMA

Hoy declaró el compañero Osvaldo Barros integrante de la Asociación Ex detenidos desaparecidos. Osvaldo, estuvo cautivo en la ESMA durante 6 meses junto con su compañera, Susana Leiracha.  Ambos, militantes de Grupo Obrero Revolucionario fueron secuestrados el 21 de agosto de 1979 casi en simultáneo.

Por la ESMA pasaron otros compañeros de su organización como Fernando Brosdky, el viejo Chiaravalle  -que continúan desaparecidos-  Norma Cozzi y Héctor Piccini
Osvaldo, pudo reconocer a varios de los genocidas integrantes de las patota del GT 3.3 como “Gerónimo” Donda, el Policia Federal Claudio “Fafá” Pitana, y “Pancho” Sifredi que pertenecía al Servicio de Inteligencia Naval que operaba también en la ESMA, especialmente en el sector “capuchita”. De esa lista de reconocimientos, no pudo escaparse el médico Capdevilla que operaba también en la Escuela de Mecánica de la Armada. Los médicos en la ESMA cumplían la función de supervisar  que durante las torturas no se muriese ningún secuestrado. De esta manera, podían continuar torturando e intentando lograr información. Osvaldo recordó como sus padres también fueron objetos de amenazas para que no continúen con las denuncias y búsqueda de Susana y Barros.

En 1979 una visita de la OEA preocupaba a los militares motivo por el cual llevaron a todos los cautivos de la ESMA a la Isla El Silencio en Tigre. Osvaldo recordó que “El día que a nosotros nos llevan a la isla El Silencio que fue el mismo día que mi padre estaba ante la Comisión Americana y fue el mismo día que la selección juvenil de 1979 salió campeón mundial en Japón. Esto lo supe porque estábamos esperando que nos lleven a medida que nos iban sacando, estaba el guardia escuchando el partido de futbol y que José María Muñoz –el relator- decía que la gente pasara por Avenida de Mayo para demostrarles a la Comisión que los argentinos éramos derechos y humanos y para repudiar a todos los familiares de desaparecidos que estaban haciendo la cola ahí, entre ellos mi padres para denunciar la desaparición de sus seres queridos.”

En la isla, Osvaldo permaneció en condiciones aún más extremas que la propia capucha del Casino de oficiales de la Esma: “… estábamos en la parte de debajo de la casa, donde van los pilotes esa parte había sido cerrada con ladrillos, había un plástico duro para separarnos de la tierra mojada. Estábamos en condiciones muy malas, era un lugar muy reducido no más de 4x4…Estábamos ahí, muy hacinados, en malas condiciones físicas…”
Osvaldo cerró su declaración diciendo: “Este juicio es un juicio muy importante, histórico, que tiene una repercusión a nivel mundial muy grande, que ese ejemplo en muchas partes del mundo y sin embargo tenemos que decir que acá en este juicio no están ni todos los que formaban parte del grupo de tareas ni todos los compañeros que pasaron por la Esma a lo largo de los años.”

Exhortó a continuar con las investigaciones y que se abran los archivos de la dictadura, que el estado tome el rol porque hasta ahora los juicios y la consecución de la prueba fue posible al duro trabajo de sobrevivientes, familiares y organismos de derechos humanos.

Remarcó que es necesario mantener la memoria para el futuro, “para que se conozca la existencia de estos compañeros… una generación que  luchó por una causa que creyó justa, que tuvo sus ideales y principios” y que por ello es necesario mantener el Casino de Oficiales tal y como está, sin intervención alguna.  Alertó sobre su importancia también como prueba: “Hay centenares de sobrevivientes que están todavía bajo la presión de la dictadura, que todavía no han podido declarar, que no han podido entrar, que hay que mantenerlo como está. Incólume”

“Yo prefiero seguir con el alma dolorida como la tengo, recordando a los compañeros y bueno, seguiré buscando justicia por todos ellos.

Unas horas después de su declaración, la Sala II de la Cámara de Apelaciones daba la razón a nuestros requerimientos y prohibía cualquier modificación en el Casino de Oficiales de la ESMA.

jueves, 10 de abril de 2014

La Cámara Criminal - Sala 2: falló que "¡¡¡EL CASINO DE OFICIALES DE LA ESMA NO SE TOCA"!!!!!


14000000028767
TRIBUNAL: CAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2, SITO EN,
FECHA DE RECEPCIÓN EN NOTIFICACIONES:
Sr.:
LORDKIPANIDSE CARLOS, LILIANA ALEJANDRA ALANIZ
Domicilio:
27252572878
Tipo de Domicilio: Electrónico
Carácter: Sin Asignación
Observaciones Especiales:
---------------------------------------------------------
14217/2003
CF
2

N° ORDEN
EXPTE. N° ZONA FUERO JUZGADO SECRET.REZ:NOTIF. NEGATIVA:
Notifico a Ud. la resolución dictada en los autos:
Legajo Nº 34 - SCHELLER RAUL ENRIQUE s/DELITO DE ACCION PUBLICA
Buenos Aires, de abril de 2014.
Causa n° 34.317 “Asociación de ex detenidos s/autorización”. Juzgado Federal n° 12. Secretaría n° 23. -Expte. n° 14.217/03/34- Reg. n° 37.467 ///nos Aires, 10de abril de 2014. Y VISTOS Y CONSIDERANDO: I. Que vienen las presentes actuaciones a conocimiento y decisión del Tribunal en virtud del recurso de apelación deducido a fs. 17/21 vta. por Carlos Gregorio Lordkipanidse, en representación de la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos, contra la resolución que en copias luce a fs. 1/4 vta. por la que dispuso dar intervención a la Corte Suprema de Justicia de la Nación con relación al destino a dar al predio y autorizó “....modificaciones inherentes al proyecto museológico a implementarse en el ex Casino de Oficiales...” (v. asimismo, fs. 49/vta.). En oportunidad del informe oral realizado en los términos del art. 454 del código de forma, por las razones expuestas en dicha ocasión, la querella solicitó se revoque el auto en cuestión. II. Con relación al primer tema motivo de recurso, cabe señalar que con remisión a lo dictaminado por la P.G.N. a fs. 735/6 del incidente n° 34, la C.S.J.N. (v. fs. 737) se pronunció indicando su incompetencia para intervenir en la cuestión al no tratarse de un conflicto suscitado entre las partes (P.E.N. y G.C.B.A.) sino de objeciones formuladas por los querellantes a la propuesta efectuada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. III. 


En lo que resta, adelanta el Tribunal que la decisión adoptada por el Sr. Juez de grado ha de ser revocada. Ello, por cuanto se advierte, en primer lugar, que a través de la presentación directa ante el Juzgado instructor, se ha omitido el trámite administrativo pertinente que respecto de la propuesta la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación debió dar al órgano ejecutivo y los órganos consultivos del Ente Público Espacio para la Memoria, la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos” siguiendo los pasos previstos por la Ley 26.415 (cfr. arts. 4 y 9), la que recién a partir de un eventual conflicto entre esos órganos prevé la intervención de la C.S.J.N. para decidirlo en su competencia originaria (v. art. 16). Por lo demás, entendemos que asiste razón al recurrente en cuanto a que el proyecto presentado podría alterar los medios de prueba. 

Es que aún extremando los recaudos para evitar ello, resulta cierto que la mínima modificación a las condiciones pre existentes en el Casino de Oficiales de la Escuela de Mecánica de la Armada puede conducir a frustrar la realización de diligencias tendientes a reconocer -incluso a través de los sentidos- el posible lugar donde las víctimas permanecieran ilegalmente privadas de su libertad, afectando así los elementos probatorios atinentes a esta investigación. Su correcta preservación en la condición original resulta ineludible (ver art. 5° inc. d’ y art. 14 inc. a.1. de la Ley 26.415) y lleva a la adopción del temperamento adelantado, en consonancia con lo señalado a fs. 102/vta. cuarto párrafo de los considerandos y segundo punto del dispositivo por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 5 a cargo de la sustanciación del debate. Poder Judicial de la Nación CAMARA CRIMINAL Y CORRECCIONAL FEDERAL - SALA 2 CFP 14217/2003/34 En mérito a lo expuesto, es que el Tribunal RESUELVE: REVOCAR la decisión de fs. 1/4 vta. (fs. 532/4 vta. del principal) en todo cuanto decide y fuera materia de recurso. Regístrese; hágase saber y junto con el Incidente de prohibición de innovar n° 34, vuelva al Juzgado de origen. EDUARDO GUILLERMO FARAH JUEZ DE CAMARA MARTIN IRURZUN JUEZ DE CAMARA PABLO J. HERBON Secretario de Cámara
QUEDA UD DEBIDAMENTE NOTIFICADO

martes, 4 de marzo de 2014

El jueves 6/03 declara María Isabel Prigione Greco (Comunicado de HIJOS La Plata)

Desde la agrupación HIJOS La Plata invitamos a acompañar el testimonio de nuestra compañera María Isabel Prigione Greco y su tía Susana en el tercer juicio por los crímenes cometidos durante la última dictadura en el CCD de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada.

Dora Cristina Greco era odontóloga y militaba en el Partido Comunista Marxista Leninista. Cristina fue secuestrada el 1º de Octubre de 1976, llevada a la ESMA y liberada tras seis meses. Fue nuevamente secuestrada el 26 de febrero1978 en Mar Del Plata, en presencia de su hija Victoria y embarazada de 8 meses. Fue llevada nuevamente a la ESMA, donde dio a luz a Isabel en marzo de 1978. Cristina continúa desaparecida.

Isabel fue entregada por los marinos a su familia
materna, y junto a su hermana Victoria lucharon todos estos años para reconstruir su historia familiar y hasta para llevar legalmente el apellido de su padre, Armando Prigione, también militante del PCML y detenido desaparecido desde los CCD “Club Atlético” y “El Banco”.

El jueves 6 de Marzo Isabel y su tía Susana darán su testimonio en el Juicio ESMA III. Con su máximo jerarca, Emilio Massera, muerto impune, y tras 10 años de anuladas las leyes de impunidad, son sólo 36 los integrantes de la Armada condenados en todo el país. Y de los 30 partos clandestinos sucedidos en la ESMA, sólo 12 llegaron a juicio y obtuvieron sentencia.
La causa por el primer secuestro de Cristina no está incluida en este juicio de hechos de ESMA. Y el proceso por su secuestro y posible permanencia en algún lugar ilegal de detención en Mar Del Plata está estancada.
Seguimos diciendo:
-          Los juicios tardíos y fragmentados no son Justicia
-          Juicio y Castigo a todos los genocidas por todos los compañeros.
-           Restitución de la identidad de todos los jóvenes apropiados.

Jueves 6 de Marzo de 2014. Por la Mañana. Tribunales de Comodoro Py al 2002.

HIJOS LA PLATA

domingo, 23 de febrero de 2014

Causa ESMA III: Crónica del 19 de febrero de 2014

Hoy, 19/02/14, declaró Néstor Correa, ex secretario general y actual secretario de prensa del sindicato de docentes universitarios, la Asociación Gremial Docente de la UBA. Militante de Política Obrera (hoy Partido Obrero), Correa fue preso político durante el gobierno de Isabel Perón y la Triple A por su participación en la rebelión obrera conocida como el "Villazo", protagonizada por los trabajadores metalúrgicos de Villa Constitución, provincia de Santa Fe, en el año 75. Cuando los militares dieron el golpe de 1976, Correa se encontraba en la cárcel.
Laura Dabas comenzó a militar durante el secundario en el Colegio Lenguas Vivas donde formó parte de la Ters, ya a muy temprana edad conoció a Néstor con quien se casó y con quien compartían el llamado a una militancia revolucionaria, y así se incorporaron a Política Obrera, una organización que  hacía una crítica sistemática al foquismo y al peronismo, al tiempo que desarrollaban una militancia intensa de los estudiantes en el movimiento obrero. En ningún momento dejó de acompañar a Néstor mientras rotaba de penal en penal, y comenzó a militar en el Movimiento de Familiares de detenidos y presos por razones políticas donde conoció a Alfredo Astiz, que se había infiltrado entre ellos. Supo de la verdadera identidad del marino cuando fue revelada por los medios.

Mientras Nestor  permanecía "a disposición del Poder Ejecutivo Nacional" -sin causa ni proceso- en el penal de Rawson, su esposa Laura  fue secuestrada por los grupos de tareas de la Esma.
Laura -que falleció hace algunos años en un accidente automovilístico- pudo referirle a su compañero los detalles de su cautiverio recién un año más tarde, dadas las condiciones de detención que él todavía sufría en Rawson y la vigilancia que los represores mantenían sobre ella.
Laura fue secuestrada el  21 de septiembre del año 77, en el domicilio donde vivían  junto a sus hijos Máximo y Diego, de 3 y 4 años en aquel entonces. La patota invad el departamento en la madrugada; llegaron en autos Falcon, vestidos de civil y fuertemente armados. Revisaron todo el departamento y se apropiaron de documentación y otros papeles personales. Laura logró convencer a los secuestradores de que dejaran a los niños -que se aferraban aterrados a su pijama- con la empleada.  La llevaron encapuchada en un Falcon con techo vinílico a un primer centro clandestino donde fue torturada durante 24 horas antes de ser trasladada a la ESMA.
Le preguntaron por nombres de compañeros del movimiento de derechos humanos, familiares de detenidos por razones políticas, junto a los cuales mi compañera militaba”.
En ese primer lugar de detención, Laura se encontró con otro militante de PO, Fernando “el Cura” Sanchez, quien permanece desaparecido desde el año 1977. Fernando Sanchez fue trasladado a la Esma; donde también vio a otros militantes de PO a los cuales Laura pudo identificar: Graciela Granica, Juan José Cuello y Gustavo Grassi ("Mondragón"). Mondragón también permanece desaparecido hasta el día de hoy.
Laura fue liberada en los primeros días de octubre, en un auto que compartió con Granica y el Gallego Cuello.
Durante su paso por la ESMA, Laura constató la existencia del cuarto de las embarazadas, "porque fue el lugar donde curaron las heridas que tenía por permanecer engrillada, esposada y vendada".
Nestor aportó también que Fernando Sanchez estuvo detenido con él antes del 76, cuando ya la represión estaba desatada. "La banda de las tres A estaba integrada por muchos de los que después se convirtieron en los torturadores y responsables de la dictadura".
“Tanto Fernando como yo -que era delegado sindical de una fábrica metalúrgica muy grande- caímos presos por nuestra actividad política y gremial, sin ninguna otra acusación…”.
"Militábamos en Política Obrera, que es el antecedente de la organización política que va a dar lugar en el año 83 al actual al Partido Obrero. Política Obrera era una organización -como lo es hoy el Partido Obrero- que pugna por  la transformación profunda de la sociedad, por el  socialismo, que lucha contra el capitalismo y por un gobierno de trabajadores.”
Laura estuvo en "capucha" y en "capuchita", dijo Correa: "yo he visitado la Esma. La he visitado con el movimiento de Memoria, Verdad y Justicia, en defensa de que la Esma no sea transformada en  lo que no es; que sea un lugar que permita, no en un sentido perverso, si no en un sentido amplio conocer la historia de nuestro país. Ella estuvo en lo que se llamaba 'capucha' y, en algún momento, en 'capuchita'. Pude reconstruir los recorridos que ella me describió del lugar.
El 25 de diciembre de 1978, Laura y Néstor pudieron escapar a Brasil junto a sus hijos. Allí continuaron su lucha y lograron arrancar la primera solicitada publicada en Clarín contra el genocidio, que fue firmada por Chico Buarque de Hollanda, Milton Nascimento, y otros artistas e intelectuales, denunciando lo que ocurría en Argentina. “Cuando explicábamos que secuestraban a los niños, que les quitaban la identidad, la historia, recuerdo que esta gente se levantaba de las sillas de indignación. Sí, seguimos trabajando para que esto  que allí era chiquito ocurra, para que haya justicia, juicio y castigo a todos.”
Néstor concluyó manifestando que su presencia en este juicio -"aun con las enormes limitaciones que tiene"- es un triunfo de los que siguieron luchando a pesar de todo.
Quiero rendir un homenaje a todos los luchadores sociales, que son los que han construido nuestro país y todo lo bueno que tenemos, la educación; en particular, a los luchadores por los derechos humanos que han mantenido su vigor, muy en particular a Adriana Calvo de Laborde, fallecida, secretaria adjunta del gremio de los docentes universitarios que yo presidía. A mi compañera, un homenaje. Un homenaje al gran Fernando Sánchez y todos los compañeros del Partido Obrero, no porque sean mejores que ningún otro luchador, sino porque son mis compañeros en particular.”
Lo que ha ocurrido no fue el acto salvaje, inhumano, brutal de algunos individuos enloquecidos: se trató como un genocidio, de un plan premeditado para eliminar a la gran juventud trabajadora, estudiantil, popular de Argentina que se levantaba contra un país que ya en ese momento estaba siendo quebrado.”
Correa solicitó expresamente al tribunal que se defina a estos crímenes como genocidio, “no porque eso sólo de por sí inmediatamente va a llevar a la silla de los acusados a quienes financiaron el golpe, a los que los bendijeron a quienes iban a secuestrar, torturar y matar,  deben estar en el banquillo de los acusados. Creo que se trata de un genocidio social y político. ¿Y cuál es el valor de decirlo? Que las nuevas generaciones, las actuales generaciones, deben conocer bien lo que ocurrió".
"Ya en este momento, un  gobierno que ha impulsado en parte estos juicios pero que, a la vez, les pone limites increíbles, nombra como comandante de las fuerzas armadas a alguien sospechado, denunciado -el general Milani- como partícipe que, como mínimo, tendría que ser investigado”.
En ese momento los aplausos llenaron el silencio de la sala.
En esta audiencia  hubo además otros testimonios.
También declaró Yamila Zabala Rodriguez, hija del ex diputado Miguel Angel Zabala Rodriguez  y de Hilda Cañuete.
El 22 de diciembre de 1977 delante de Yamila y su hermana, asesinan a su padre y secuestran a su madre delante de las niñas. A las nenas de 4 y 2 años las dejan en ese mismo lugar, y por la madrugada, las llevan a la comisaría de la zona y de ahí, al Instituto Riglos de Moreno, por donde pasaron hijos de compañeros detenidos y desaparecidos.
En el instituto estuvieron 3 meses hasta que sus abuelos logran dar con las niñas. 
Su tía Julia Zabala Rodriguez también desapareció en noviembre de 1978 y estuvo cautiva en El Olimpo para ser trasladada luego a la Escuela de Mecánica de la Armada, el mismo centro clandestino donde encontró su destino final su madre. Zavala Rodriguez fue junto a los Lizaso, uno de los fundadores del Partido auténtico.
El cuerpo de Zavala Rodriguez fue entregado a la familia con la condición que no se realizase velatorio.
Sebatián Rosenfeld Marcuzzo nació en la Esma en 1978 cuando a su mamá Paty Marcuzzo la trasladan desde Mar del Plata donde fue secuestrada y estuvo cautiva con su compañero Walter Rosenfeld. Ambos, militantes de la JUP fueron vistos por última vez el día de la madre de 1977 cuando informaron a sus familias que Paty estaba embarazada. Luego de búsquedas infructuosas, llegó un grupo de gente en auto a la casa de la abuela materna y, recibidos por su tía Sandra Marcuzzo –quien también prestó testimonio hoy- le dejan a Sebastián en un moisés con una carta de su madre que decía que lo iban a tener que cuidar.
Graciela Daleo, sobreviviente de ESMA le entregó un pañuelo bordado por Paty que tenia un fragmento de la canción de Serrat “De parto”.

Luego declaró Juan Héctor Marsicovetere, amigo de la infancia y compañero en sus inicios de militancia de Víctor Cetrángolo. A Víctor lo llevan a El Olimpo y se reencuentra con su amigo en la Escuela de Mecánica de la Armada donde también estaban Deudeves, Fatala entre otros. Marsicovetere fue liberado  y secuestrado nuevamente tiempo después, donde también, la patota militar le robó una suma importante de dinero.

jueves, 20 de febrero de 2014

Masacre de San Patricio: Declararon un cura palotino y el hermano de una de las víctimas

Un sacerdote palotino y el hermano de una de las víctimas declararon como testigos en la causa penal sobre el asesinato de cinco religiosos de esa comunidad en la iglesia San Patricio de esta capital, durante la última dictadura cívico militar.

Los testigos fueron convocados por el juez federal Sergio Torres quien, en un desprendimiento de la denominada Causa ESMA, investiga el homicidio de los padres palotinos Alfredo Leaden, Alfredo Kelly y Pedro Duffau, y los seminaristas Salvador Barbeito y José Emilio Barletti, el 4 de julio de 1976.

    Los sacerdotes y seminaristas palotinos fueron asesinados por un grupo de tareas que los fusiló luego de identificarlos y dejar inscripciones en las que acusaban a los religiosos de "envenenar la mente de nuestra juventud"

Primero declaró el sacerdote Mariano Pinasco, miembro de grupos juveniles parroquiales cuando se registró el hecho, para quien la denominada Masacre de los Curas Palotinos se debió a la línea evangelizadora que realizaban, "claramente marcada por la teología latinoamericana, centralizado en lo pastoral".

Pinasco, profesor en la facultad de Santa María, en el sur de Brasil, contó que la tarea pastoral, "a favor de los que más sufrían" fue "muy intensa con un fuerte movimiento de jóvenes para despertar conciencia de todo lo que ocurría en los `70 en el continente, particularmente en nuestro país".

El testigo refirió que "los sermones, en los que se aludía a la desaparición forzada de personas, y las prédicas de los sacerdotes comenzaban a surtir efecto, lo que generó desconfianza y descontento en quienes apoyaron el golpe militar de marzo de 1976".

Agregó que, según surge de los libros diarios de las víctimas, los sacerdotes "recibían amenazas de muerte".

Tras testimoniar, Pinasco, dedicado a la investigación histórica y a trabajar en el campo de los derechos humanos, expresó ante los periodistas sus deseos de "mantener viva la memoria y que se pueda llegar a un objetivo concreto, para encontrar a los responsables del quíntuple homicidio".

En segundo turno declaró Gastón Barletti, quien recordó la última carta que su hermano le escribió a la madre de ambos, misiva que el testigo calificó como un agradecimiento y a su vez una despedida.

Antes de concluir con su testimonio, Barletti manifestó al juzgado sus intenciones de presentarse como querellante en la causa.

Los sacerdotes y seminaristas palotinos fueron asesinados por un grupo de tareas que los fusiló luego de identificarlos y dejar inscripciones en las que acusaban a los religiosos de "envenenar la mente de nuestra juventud".

La investigación de la masacre fue iniciada en 1976 y suspendida el año siguiente, hasta que en 1984 se reabrió la causa.

Las indagatorias en sede judicial comenzaron el lunes pasado, con el testimonio del excura palotino Roberto Killmeate -que en esa fecha estaba en Colombia y pudo eludir la masacre- y de un sobreviviente de la ESMA.

Precisamente, por testimonios de sobrevivientes, existen indicios acerca de que los responsables de los crí­menes pertenecí­an a un grupo de tareas de la  ESMA.

Es el caso de Graciela Daleo, que en el juicio oral y público por crí­menes en ese centro clandestino declaró que "Perní­as (Antonio) se jactaba de haberlos asesinado", al referirse al exoficial de inteligencia condenado por delitos de lesa humanidad.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Causa Esma III: Crónica del día 17 de febrero de 2014.

En la audiencia de hoy se expuso el caso de la familia Pisarello-Milesi. Declararon María Laura Pisarello Milesi, María del Huerto Pisarello y Rolando Pisarello, los tres conducidos a la Escuela de Mecánica de la Armada una vez secuestrados en Uruguay.
En diciembre de 1977 una serie de caídas en Montevideo terminó poniendo cautivos en Esma a adultos y niños. Junto a los Pisarello Milesi, cayeron Rosario Quiroga con sus tres hijas,  Jaime Dri, Raquel Odazo, Luisana Olivera, Jaime Brancoy y Miguel Angel Estrella. Contemporáneamente fue asesinado Alejandro Barri y en el operativo donde secuestran a María del Huerto y Rosario, matan a Susana Matta de Barri. Su hija, Alejandrina, fue conducida también a la Argentina.
Una vez que el pequeño avión que conducía a los Pisarello descendió en el aeroparque fueron llevados a distintos lugares del centro clandestino. Fue el mismísimo Tigre Acosta quien les informó dónde se encontraban. Allí permaneció al menos un día, su hija de 4 meses, hasta que fue entregada a sus abuelos que vivían en Santa Fe.
María del Huerto, pudo dar cuenta, como vienen haciéndolo los testigos que existía un organigrama con los nombres de los militantes que buscaban, también recordó que Monseñor Emilio Graselli, secretario privado del vicario castrense Adolfo Tortolo, fue quien gestionó sus visas, cuando los marinos les dan la opción de salir del país. Recordamos al lector, que Graselli tenía un fichero en el que figuraban los casos de personas cautivas. Madres y familiares desfilaban por su despacho buscando información de sus hijos. No se comprende cómo Graselli no está sentado en el banquillo de los acusados y preso. Conforme con los testimonios de estos últimos días, Rolando y María del Rosario describieron a Carlos Galeán –Pedro Bolita-, Orlando Gonzalez -Hormiga-, Guillermo Pazos – y a Norberto Savio, todos imputados en esta causa.
A su tiempo, recordaron a compañeros detenidos desaparecidos en Esma, como Loli Ponce, el Bicho García, la Negra Orazi.
Rolando testimonió que cuando llegó a la Esma le llamó la atención la cantidad de gente que había en Capucha y que “…de un día para otro dicen busquen nueva ubicación, córranse, y cuando nos movemos nos vamos bastante al fondo, se había ido bastante gente. Nos llamaba la atención que en el pañol que estaba en frente, en algunas guardias, podíamos ver la ropa de la gente que estaba en malas condiciones y mucha de esa ropa apareció en el pañol, así que a donde fueron no necesitaban nada de eso.”

El caso de Alcira Graciela Fidalgo, la Biónica, fue rememorado por su hermana, Estela, quien prestó testimonio en el día hoy.  Alcira, de 27 años fue secuestrada de la casa de una amiga de su madre donde había pasado unos días en el barrio porteño de Belgrano el 4 de diciembre de 1977. La familia de la Biónica se entera de su cautiverio en la Escuela de mecánica a partir de cartas que les envían compañeras una vez que recuperan su libertad. Por ellas pudieron saber que estuvo en capuchita. Con una profunda emoción recuerda que su hermana era una artista, y que a su mamá le entregaron ex detenidas desaparecidas, figuras de cerámica que Alcira hizo durante su cautiverio. Mientras exhiben las pequeñas esculturas, Estela dice: “Las cartas de las compañeras le refieren a mi madre haberla visto en capuchita, y que le trasmiten como una persona con mucha entereza, le decía la biónica por su condición de coraje como mujer y persona en esa situación de enfrentar esa situación, decían que Alcira iba a salir sin ningún tipo de inconveniente de esa situación de secuestrada con apremio y legal y falta de derecho, ellas lo pensaron. No fue así.”
Finalmente Serrat, otra víctima que pasó por la ESMA brindó precisiones sobre su secuestro el que ocurrió el día 10 de noviembre de 1977 a las 6 de la mañana en la esquina de Cabildo e Iberá. Los interrogatorios a los que fue sometido rondaban en su participación como garante de Pablo Giusani, quien alquiló la casa de Tigre donde vivía Rodolfo Walsh.

El miércoles 19 declarará Néstor Correa, ex secretario General de ADG UBA y militante del Partido Obrero, cuya mujer, estuvo cautiva en Esma. Correa fue preso político desde el año 1975, cuando fue detenido por su participación en Villazo de Villa Constitución.
www.apelabogados.blogspot.com

Causa Esma III: Crónica del 14 de febrero de 2014

Amalia Larralde, sobreviviente de la Escuela de Mecánica de la Armada, vino a ampliar la declaración que prestó en el segundo tramo de la causa Esma.  En esta oportunidad, describió a Pedro Bolita – el imputado Carlos Galián- que era un “Pedro”. En la ESMA se les llamaba  Pedro a los jefes de los guardias y entre otras cosas, eran los que llevaban a los secuestrados cuando se los movía de un sitio a otro del Centro, y cuando se producían los traslados. Durante su cautiverio, Amalia pudo ver el organigrama que tenían los genocidas en El Dorado, donde figuraba qué “la gente que faltaba agarrar, que querían agarrar” de la organización Montoneros.

Recordó además, que Jorge Caffatti le dejó una poesía: “él hace todos unos versos respecto de la gente que estaba en capuchita, donde nombra gente que está en capuchita, y después, al final de la poesía él pone yo me iré no se a dónde será para encontrarme con el Yaca, Manuel, y unos amigos.¨" Cuando a él lo trasladan, trasladan a Yacaré que era un muchacho que estaba ahí, y a unos chicos que habían agarrado en Uruguay y que eran de Rosario. Creo que Manuel era él.”
Unas crónicas atrás, contábamos que en el abogado Daniel Díaz Lestrem, meses después de su desaparición fue encontrado muerto bajo un puente en la zona de Palermo vestido con traje. Amalia cuenta que a Díaz Lestrem lo hicieron vestir de traje y corbata. Al día siguiente apareció en el diario. Larralde reforzó la acusación contra otro de los genocidas imputados en esta causa, Gonzalez Menotti “el gato” que fue quien torturó a Díaz Lestrem.
No dejó pasar que hubo un gran operativo y que traen muerto a la ESMA a Manuel Menendez.  Los marinos obligaron al padre de Manuel a escribir una carta de agradecimiento por el comportamiento que tuvieron al devolver el cadáver de su hijo.

Contó que en el 79, en el centro clandestino, hubo una visita de la Junta de Almirantes, entre ellos Lambuschini. El defensor Fanego le preguntó: “¿eran todos contestes de lo que sucedía ahí en la Esma? ¿Sabían lo que sucedía? Amalia lo miró y dijo: “Aparentemente si, y si no lo sabían antes lo supieron después porque estuvieron en la visita”. Minutos antes había descrito la acción de esos almirantes que recorrieron las instalaciones, fueron al sótano, hablaron con los secuestrados y estudiaron las estadísticas que les exhibieron sobre las personas a quiénes habían agarrado, a los que habían matado y a los que habían trasladado.
Respecto de los traslados, afirmó que los hubo individuales y colectivos: “Me acuerdo que una vez me llevaron al sótano y estaba diferente, estaba raro, y había un olor muy fuerte, como de transpiración, de miedo y ahí supe que había habido un traslado de varias personas. Yo vi por la ventana del baño cuando se llevaron a Caffatti en una camioneta amarilla.”
Entre las fuerzas militares que dominaban en cada centro clandestino de detención, intercambiaban secuestrados, Amalia recordó que en el 78, llegó un grupo de El Banco, entre ellos Caballo Loco, que era el médico Jorge Vazquez.
En el 79 Thelma Jara de Cabezas integraba la Comisión de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, su hijo Gustavo había sido secuestrados dos años antes. Thelma, de 52 años, fue secuestrada y llevada la Esma donde fue torturada. Larralde recordó que fue a instancias de Cavallo que “le hicieron hacer una conferencia de prensa en Uruguay y también salió en ese momento un artículo en la Revista Para Ti, haciendo como que estaba libre”.
Para ilustrar ese falso reportaje, El Hormiga –otro imputado de nombre Orlando Gonzalez-, un genocida aficionado a la fotografía la retrató en la Panamericana delante de una publicidad uruguaya para simular que estaban en Montevideo, pero no conformes con ese trabajo la llevaron a Uruguay con un documento falso –seguramente fabricado en la ESMA-. La nota llevaba como título: Habla la madre de un subversivo muerto.”

Su cuñada, Mirta Cappa de Khun, también pasó por ESMA, y el encargado de torturarla hasta el hartazgo fue Rolón, quien en de vez en vez se presenta en la sala de audiencia.

Fue entonces el turno de Marcia Roxana Seias, compañera de Rodolgo José Lorenzo, ambos eran parte de la Secretaría Técnica de Montoneros. Esas caídas correlativas se llevaron no solo a Lezcano si no que también secuestran a Jorge Lazarte junto a su compañera Ema Donofio, Ana María Ponce “Loli” y Claudio Samaja. A Rodolfo lo chupan el 13 de agosto de 1977 cuando iba a una cita con el Vikingo, Claudio Samaja. Por la Esma pasaron otros integrantes de la secretaria técnica como Alicia Pirles, Claudio, Fanti. En una audiencia anterior, el hermano de Jekel recordó a un tal Fanti, compañero del buzo táctico al que nunca más volvió a ver.
Esa misma noche, irrumpieron en la casa de Marcia: “Nos vaciaron la casa, se llevaron hasta los pañales, hasta la bolsita de agua caliente, los chupetes, los tenedores, las sábanas, las mesitas de luz. Todo se llevaron. Sellaron la casa. Lo más triste es que dijeron que estábamos llenos de armas, lo que no es cierto porque hasta  ese momento nuca había tenido un arma en la mano.”

Nueve días después del secuestro de Rodolfo, nació su hija María Victoria quien tardó más de veinte años en poder llevar el apellido de su padre.
La audiencia la cerró Hebe de Goldman, amiga de la familia Tarnopolsky. Simón, su padre, y Hugo Tarnopolsky perrmanecieron juntos hasta el momento de su desaparición. “como eran cercanos y conocidos, nosotros, los hijos de los socios hemos tenido relación desde muy chiquitos porque hemos ido a veraneos juntos, vacaciones, cumpleaños”. Hebe contó que en 1976 cuando sucedieron los hechos, fue su padre quien le contó que habia desaparecido toda la familia. Que habían volado la puerta de la casa familiar llevándose a Hugo y Blanca (los padres), robándose sus pertenencias, que buscaron a Bettina, de tan solo 15 años de la casa de abuela y que secuestraron también a la esposa de Sergio. Todos esa misma noche. Los socios y amigos de Hugo, no dejaron de investigar qué pasó con los Tarnopolsy y brindaron protección a Daniel.
La familia Tarnopolsky fue llevada a la Esma, permanecieron el sótano y fueron salvajemente torturados.
Hebe concluyó su testimonio expresando: “Lo que deseo es que se aceleren estos juicios porque van falleciendo los que tienen los datos.”
La impunidad biológica y el pacto de silencio es uno de nuestros mayores enemigos, por ello seguimos exigiendo al estado la apertura de todos los archivos de la dictadura.