miércoles, 25 de febrero de 2015

Revocaron la prisión domiciliaria de Pedro Bolita

El Tribunal federal Oral N° 5, revocó la prisión domiciliaria de Carlos Galián, alías Pedro Bolita, uno de los genocidas contra quien se sigue juicio oral por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención de la ESMA.

La querella de Justicia Ya!, patrocinada por APeL, solicitó se revoque la prisión domiciliaria de la que goza este imputado por haber violado las condiciones de detención. En un video difundido en las redes sociales, se lo podía ver a Galián atendiendo un kiosko y confraternizando con vecinos en la zona de Castelar, provincia de Buenos Aires.

No obstante la petición, el Tribunal ordenó que se lo trasladara al Hospital Naval por supuestas afecciones de salud. Rechazamos estos beneficios otorgados a los partícipes del genocidio ocurrido entre 1976/1983 que es casi un modus operandi ya que se otorgan las mismas de manera ilimitada.

En el escrito presentado, se destacaba que hace ya más de 2 años, nuestra querella solicitó se revocaran todas las prisiones domiciliarias concedidas al 27% de los 67 imputados en la causa ESMA, lo que al día de hoy no fue resuelto por el Tribunal.

Por el contrario, en este tiempo demostramos que nos asistía la razón cuando se descubre a Pedro Bolita oficiando de kiosquero y cuando el ginecólogo Jorge Magnacco, sale de shopping luego de asistir a una audiencia en los tribunales de Comodoro Py.

Las prisiones domiciliarias además, carecen de los controles suficientes por el estado lo que provoca un doble desmérito: en primer lugar, que los represores puedan profugarse, lo que ya ha ocurrido en otros casos, y el riesgo de que las víctimas deban toparse con sus torturadores porque pasean felizmente por la calle. Los tribunales, incluso autorizan a algunos represores a salir a caminar por el barrio donde viven por“cuestiones de salud”.

Revocación de todas las prisiones domiciliares
Cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas por todos los compañeros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada