sábado, 9 de octubre de 2010

Pernías, en el juicio ESMA: "Me siento un chivo expiatorio"

El  viernes 8/10/2010, declaró el ex marino Antonio Pernías, acusado por delitos de lesa humanidad cometidos en la Escuela Mecánica de la Armada. En la causa se investigan, entre otros delitos, las desapariciones de las monjas francesas Leónie Duquet y Alice Domon y del periodista Rodolfo Walsh.


El ex marino Antonio Pernías, acusado por delitos de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), aseguró este viernes en el juicio oral que "me siento una suerte de chivo expiatorio”.

Lo dijo ante el Tribunal Oral Federal Nº 5 de la Capital Federal, que lleva adelante el debate en el que también están siendo juzgados, entre otros, los ex marinos Alfredo Astiz y Jorge "El Tigre" Acosta.


Asimismo, Pernías dijo: “Quiero defender la institucionalidad de la guerra. Me da vergüenza tener que hacerlo yo, porque deberían hacerlo otros”.
En tanto, el ex marino aseguró que “en el juicio hay cierta desigualdad ante la ley, porque algunos imputados, cuya condición es la misma que la mía, no están en el penal. Quisiera que se revea esa situación”.
El capitán retirado Antonio Pernías, imputado por delitos de lesa humanidad en la ESMA, le solicitó ayer al Tribunal Oral Federal Nº 5 autorización para usar Internet en su celda del penal de Marcos Paz. Para sustentar el pedido mostró un artículo periodístico sobre el ex líder serbobosnio Radovan Karadzic, acusado de genocidio y crímenes de guerra en la ex Yugoslavia, quien para ejercer su defensa fue autorizado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia a disponer de conexión on line en su prisión de La Haya. “Más riesgoso que ese personaje no debo ser”, evaluó Pernías en tono jocoso, y explicó que “varios reglamentos militares” útiles para su defensa “los hice bajar de Internet”.
Pernías es el oficial naval que más veces declaró desde el retorno de la democracia. Una y otra vez recordó que “toda la Armada” se embarró las botas durante el terrorismo de Estado y lamentó que por “errores de contrainteligencia” sólo sean juzgados los secuestradores y torturadores “reconocidos por el enemigo”. Durante la etapa de instrucción calculó que 1500 hombres se formaron para la “lucha contra la subversión” en el Centro de Instrucción y Adiestramiento de la Infantería de Marina y preguntó en voz alta ante el juez federal Sergio Torres por qué sólo estaban imputados los miembros del Grupo de Tareas 3.3 de la ESMA.

"Me da vergüenza tener que hacerlo yo, porque deberían hacerlo otros”, agregó. Pernías denunció sufrir un trato discriminatorio respecto de los imputados que cumplen prisión preventiva domiciliaria. “Están en mi misma situación, pero en condiciones diferentes, hay imparcialidad en esto”, dijo, e hizo hincapié en su imposibilidad de acceder a Internet. Luego puso en duda la imparcialidad de los tribunales que juzgan represores, sugirió que existe una “presión de tipo político partidaria” sobre los magistrados y que en tal contexto “las resoluciones siempre van a ser acordes a lo que piensa el Poder Ejecutivo”. Por último manifestó su pesar por los camaradas fallecidos en prisión. “Fueron muertes paulatinas, estuvieron detenidos ridículamente”, consideró. Astiz, Acosta no estaban para escucharlo porque prefieren quedarse en la cárcel. Sólo Ricardo Cavallo asiste y toma notas en su notebook, para luego redactar crónicas que sube a la web.

Los imputados en este tramo de la megacausa son: Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Ignacio Astiz, Juan Antonio Azic, Carlos Capdevilla, Ricardo Miguel Cavallo, Julio César Coronel, Adolfo Donda, Juan Carlos Fotea, Manuel García Tallada, Pablo García Velazco, Alberto González, Oscar Montes, Antonio Pernías, Jorge Radice, Juan Carlos Rolón, Raúl Scheller y Ernesto Weber.
En cuanto al imputado Pernías y su sexta ampliación de indagatoria declaró solicitando al tribunal la posibilidad de usar Internet en la cárcel, usando como ejemplo un articulo periodístico donde figura que Radovan Karadzic - acusado de ser responsable de la masacre de Sebrenica durante la guerra de Ex Yugoslvia- tiene acceso a Internet en su cárcel de La Haya. “Mas riesgoso que ese personaje no debo ser yo”, dijo el imputado.También se refirió a la recusación del tribunal que quiere solicitar luego de haber recibido asesoramiento técnico.

Las audiencias siguen el miércoles 13 de octubre a las 10hs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada