martes, 15 de febrero de 2011

Periodistas que contaron durante la dictadura


El periodista y escritor Uki Goñi declaró ante el tribunal sobre la infiltración de Alfredo Astiz en el grupo de familiares de la Iglesia Santa Cruz. Para esa época, el testigo trabajaba como periodista en el diario Buenos Aires Herald, junto con Robert Cox.
Goñi ingresó en la redacción a fines de abril 1977 y fue asignado a la sección de noticias argentinas. “Eran dos mis labores: traducir al inglés las noticias sobre Argentina y escribir notas sobre Estados Unidos. Al poco tiempo de empezar a trabajar, comenzaron a acercarse las madres al diario. Yo era de familia argentina y hablaba mejor español que otros periodistas, así que era el encargado de hablar con ellas. Era una tarea cotidiana”, contó el periodista.
Rápidamente el Herald se convirtió en la principal fuente de noticias de lo que estaba ocurriendo en el país. En un relato muy conmovedor, Goñi explicó como conoció también a los jóvenes que acompañaban las madres: Horacio Elbert, Angela Aguad y Raquel Bulit. También estaba Julio Fondevila, cuyo hijo estaba desaparecido. Goñi se encontraba con estos jóvenes en el Bar Comet, cerca del diario.
El testigo se refirió también a las amenazas que recibían en el diario de manera cotidiana. “Vivíamos bajo un terror y pánico absoluto”, contó Goñi. Robert Cox, editor del diario, fue secuestrado y llevado a la Superintendencia de seguridad federal hasta que fue liberado por la presión internacional.
El Buenos Aires Herald fue uno de los pocos diarios que publicó las solicitadas de las madres y que realizó artículos sobre la desaparición de sus hijos. “Para una navidad en paz” fue el título de una de las últimas solicitadas publicada en el diario la Nación a pedido del grupo de Santa Cruz antes de que fueran secuestrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada