lunes, 4 de julio de 2011

Rechazaron excarcelar a un exprefecto acusado de haber tripulado los llamados "vuelos de la muerte"

El exmiembro de la Prefectura Naval y expiloto de Aerolíneas Argentinas Mario Arrú, acusado de haber tripulado los llamados "vuelos de la muerte" durante la dictadura, seguirá detenido por orden de la Cámara Federal porteña, que confirmó el rechazo a su excarcelación.

Arrú fue imputado por el fiscal federal Eduardo Taiano como uno de los pilotos que tripuló el vuelo desde donde se arrojó a secuestrados del grupo de la Iglesia de la Santa Cruz, entre ellos la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, y la monja francesa Leonie Duquet el 14 de diciembre de 1977.

Los camaristas de la sala II del tribunal de apelaciones ratificaron el rechazo a la excarcelación resuelto por el juez Sergio Torres al entender que el "delito se sigue cometiendo" porque se ignora la suerte de muchas víctimas desaparecidas".

"Se reprocha al encausado haber intervenido en los `traslados` de personas ilegalmente privadas de su libertad" desde el centro clandestino que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada "a través de los denominados vuelos de la muerte mediante los cuales se procedía a la eliminación física de aquellos y de cualquier rastro o huella que permitiera conocer lo sucedido", enfatizaron los camaristas.

Concluyeron que "no se trata de una conducta pretérita sin referencias en el presente sino que ateniéndonos a los términos de la regulación internacional sobre la materia, el delito se sigue cometiendo".

Arrú quedó preso junto a otros dos aviadores, un abogado y un suboficial de la Armada por su supuesta participación en los vuelos de la muerte.

Arrú trabajaba hasta la acusación formulada por el fiscal Taiano como comandante de vuelo internacional de Aerolíneas Argentinas, al igual que Enrique José De Saint Georges, también detenido junto con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada