miércoles, 21 de marzo de 2012

ESMA

En qué mente febril cabe la idea de que el juicio al padre Grassi deba llevarse a cabo en la Fundacion Felices los Niños ?
La masacre de Cromagnon, debe desarrollarse en el boliche del Once ?
La "tragedia" de LAPA, debería juzgarse en la estacion de servicio donde se estrelló el avión?
Cuando "el accidente" del Sarmiento en plaza Miserere llegue a juicio, se hará sobre el tren donde murieron las 51 personas ?
El proceso judicial tendiente a esclarecer y condenar a los autores del atentado a la Amia, tendría que hacerse en la nueva sede de la mutual ?

Se podría asi, por el ridículo, seguir enumerando infinidad de calamidades ocurridas en lugares específicos y emblemáticos donde solo las víctimas tienen la real dimensión del dolor que provoca la sola mención de los mismos.
Plaza de Mayo, José Leon Suarez, Trelew, Margarita Belen, Las Palomitas, Famailla, Puente Pueyrredon, Campo de Mayo, La Perla, El Atlético, El Vesubio, La Esma, y tantos otros no solo rememoran lugares de tragedia sino que además conllevan un fuerte contenido político que los eleva por sobre otros dramas.

La pretensión de banalizar la Esma es de larga data. Hemos podido ver actuaciones de murgas, payasos, películas, obras de teatro, presentaciones de libros, pintada de paredes con flores, soles y banderitas de colores y la absolutamente condenable iniciativa de querer desarrollar un movimiento político partidario oficial.
El último intento, antes de pretender hacer el juiccio Esma III en el cine del predio, fué el de instalar el museo de las Malvinas en los terrenos que ocupan los dormitorios de los suboficiales.

Pues bien, se puede apreciar que ademas de repudio, las iniciativas están desatando resistencias.
Es hora de que el debate comience a girar en torno a la expulsión de toda expresión ajena a lo que la Esma debe realmente ser: un espacio para la memoria.
 Los canales de televisión, los payasos, las murgas, las Malvinas y todos los proyectos pseudo-progresistas que con sus nefastas iniciativas desvirtuan y mancillan la lucha de todo un pueblo contra la impunidad pueden ir a desarrollar sus actividades en otros lugares mas aptos, la Republica Argentina es grande y terrenos sobran.

Eso si, intentar que los juicios contra los genocidas se hagan en la Esma, mas que un insulto es un agravio inútil que enfrentará la mas sólida resistencia que podamos oponer todos aquellos que entendamos que la Memoria, la Verdad y la Justicia son banderas que no se negocian.

Carlos Lordkipanidse
(AEDD, sobreviviente ESMA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada