jueves, 14 de febrero de 2013

Hablaron los pilotos y tripulantes que arrojaron a las Madres al mar

Hoy se vivió uno de los momentos más esperados del juicio: fueron citados por primera vez a declarar en un juicio oral y público por delitos de lesa humanidad pilotos y tripulantes de los vuelos de la muerte.

El otro civil del juicio: Gonzalo Dalmacio Torres de Tolosa

Hoy fue citado a declarar el abogado y ex secretario del Juzgado de Instrucción Nº 9 por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA. Está imputado por más de 500 víctimas.

Como civil, formó parte del Grupo de Tareas 3.3.2. Tras su negativa a ampliar su declaración indagatoria, los jueces resolvieron leer los dichos anteriores, de mayo del año 2011, en la instrucción de la causa, a cargo del Juez Sergio Torres.

Las Madres de Plaza de Mayo y los vuelos de la muerte

Torres de Tolosa está imputado por los casos de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo y otros familiares secuestrados entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 por el Grupo de Tareas de la ESMA y llevados a la ESMA. Luego, el 14/12/1977, fueron "trasladados": llevados a los vuelos de la muerte.

Un civil en la ESMA

"En octubre de 1976 fui por primera vez a la ESMA a almorzar con Jorge Acosta", dijo en esa oportunidad ante Torres. "No conozco los nombres ni los apellidos de las personas que se indican como víctimas", en referencia a los más de 500 casos por los que está acusado.

Un amigo del "Tigre Acosta"

Torres de Tolosa contó sobre su relación con Jorge Eduardo "El tigre" Acosta, también imputado en la megacausa ESMA: "él me preguntaba qué decía la gente afuera y yo le contestaba que la gente estaba tranquila, que no tenía idea de la guerra". También dijo que trabajó en Cancillería a pedido de Acosta.

El imputado contó en 2006 que "iba a almorzar a la salida de Tribunales, ahí se comía muy bien", en referencia a sus comidas con Acosta. "Comía en la cámara de oficiales" desde octubre de 1976 hasta finales del Mundial de 1978.

"Mientras él almorzaba, secuestraban a mi mamá en la ESMA", dijo entre el público de la sala Paula, hija de una sobreviviente de la ESMA.

A pesar de haber estado en la ESMA, dijo que "nunca tuve conocimiento de ninguna detención en la ESMA".

El "yo no sé" como método

En la misma declaración indagatoria del 2006, Torres de Tolosa dijo que "no tuve conocimiento de tales vuelos". "Nunca vi ni escuché nada", sostuvo en referencia a los detenidos-desaparecidos.

Asumió haber visto al hijo de Rubén Jacinto Chamorro, director de la ESMA. También admitió que "conocí a Perrén y a Pazos" (ambos fallecidos) y que "vi a un juez de Neuquén".

En línea con su negación de las acusaciones en su contra, dijo que "no participé en ninguna sesión de torturas".

Otro Torres de Tolosa en la ESMA: el hermano

"Yo tenía un hermano, Álvaro Diego (fallecido). Todas sus tareas, según me decía, eran secretas. No vi a mi hermano en la ESMA y tampoco él me contaba nada". Y agregó: "yo sabía de un grupo de oficiales que combatía la subversión, pero no conocía el funcionamiento".

Sobre las acusaciones en su contra, sostuvo que "no fui nunca a Automotores, ni me llamaban teniente Vaca", en referencia al alias adjudicado al imputado.

"Conocí a Scilingo. Era alcohólico y Acosta me pedía que lo sacara a pasear", dijo sobre Adolfo Scilingo, quien admitió que Torres de Tolosa fue parte de la tripulación de los vuelos de la muerte. "Se enojó conmigo cuando no lo pude convencer a Acosta de que lo metiera en operativos".

Antes del juicio por la ESMA

En 1997 fue citado por el juez español Baltasar Garzón, tras haber sido señalado por el represor Adolfo Scilingo como parte de la tripulación de los vuelos de la muerte.

Como abogado, ejerció la defensa de otras personas acusadas por delitos de lesa humanidad, como Antonio del Cerro, alias “Colores”.

Rubén Ormello: mecánico aeronáutico (retirado) de la Armada

Convocado por los jueces, el imputado se negó a prestar declaración indagatoria. Entre llantos, decidió ratificar sus declaraciones anteriores prestadas en la instrucción de la causa. Ormello está imputado en la causa por haber sido parte de la tripulación de los vuelos de la muerte, es decir que es juzgado como partícipe necesario. Está acusado por los casos de más de 30 víctimas de la ESMA.

El "grupo de la Santa Cruz"

Ormello también está imputado por los casos de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo y otros familiares secuestrados entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 por el Grupo de Tareas de la ESMA y llevados a la ESMA. Luego, el 14/12/1977, fueron "trasladados": llevados a los vuelos de la muerte.

La inocencia como recurso

"Rechazo de plano las acusaciones que aquí se me han leído, niego haber cometido los hechos que se me imputan porque yo lo digo y es palabra de honor. Dios y yo sabemos que estos delitos que se me imputan no los cometí". Tras su negativa a hablar, el Tribunal dispuso leer las indagatorias anteriores de mayo del año 2011.

"Hace dos años que estoy injustamente detenido por lo que han declarado falazmente algunas personas, poniendo en boca mía una historia que jamás conté", declaró en el armado de la causa, a cargo del Juez de Instrucción Sergio Torres.

"Más allá de la falta de credibilidad y justicia para con estos juicios de lesa humanidad, guardo aún la esperanza de que ustedes se van a interiorizar en mi situación y van a revisar las pruebas. Desde mi humilde punto de vista, no es necesario aportar más nada y van a ver que es falsa e insostenible la acusación que se me hace".

Con respecto a las acusaciones por su participación en los vuelos, Ormello dijo que "niego categóricamente haber participado de los vueltos de la muerte. Soy mecánico en tierra, no de vuelo".

En esas mismas declaraciones agregó que "mi esencia es netamente socialista, por ende no comulgo con el régimen castrense".

Sobre su paso por la ESMA, dijo que participaba en la selección de vóley de la ESMA, no hacía guardias ni desfilaba. "Jamás mantuve la conversación que los testigos de la causa dicen que tuve".

La estrategia del distraído

"Yo vivía preso en la Armada porque estaba contra el régimen. Me siento culpable por haber estado ahí y no haber visto nada. Cuando me enteré que donde trabajaba pasaban esas cosas me quise morir". "No conocía los llamados vuelos de la muerte, sólo me enteré por los medios".

Según consta en el requerimiento de elevación a juicio del fiscal Eduardo Taiano, entre el 16/3/1977 y el 1/3/1979 estuvo destinado a la 2ª Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil (EA5 2).

Alejandro Domingo D´Agostino: el primer piloto en el banquillo

El imputado, Prefecto Principal retirado, se negó a ampliar su declaración indagatoria y ratificó sus dichos anteriores en la instrucción del juicio. El Tribunal dispuso leer las indagatorias. 

Antes de pasar a la lectura, el acusado dijo: "soy inocente de los cargos que se me imputan, jamás he visto trasladar a nadie en los aviones de Prefectura".

El "grupo de la Santa Cruz"

D´Agostino también está imputado por los casos de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo y otros familiares secuestrados entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 por el Grupo de Tareas de la ESMA y llevados a la ESMA. Luego, el 14/12/1977, fueron "trasladados": llevados a los vuelos de la muerte.

En la etapa de instrucción de la causa, D´Agostino presentó un escrito al juez Torres, en el que sostuvo que la suya "es una infundada y arbitraria solicitud de detención". Y agregó: "no existe constancia fehaciente que diga que el grupo de familiares y religiosas conocido como el grupo de la Santa Cruz haya sido trasladado en el vuelo del 14/12/1977".

Integró la División Aviación de la Prefectura Naval (DAVI). De su legajo de conceptos de la Prefectura surge que entre el 1/1 y el 31/7/1976 fue Jefe de Pasaje, Correspondencia y Cargas. De ese mismo legajo y las planillas de vuelo, surge que realizó vuelos durante todos los meses de los años 1976, 1977, 1978 Y 1979, y en 1980, excepto septiembre, en 1981, excepto febrero, y en 1983, excepto enero, julio, agosto, octubre, noviembre y diciembre.

Enrique José De Saint Georges: el segundo piloto en declarar

El imputado decidió declarar, pero con la lectura de un documento. "Fui designado instructor de vuelo, pero ese cargo no figura en ningún legajo, era un cargo informal".

Su declaración fue muy similar a la del imputado D´Agostino.

El "grupo de la Santa Cruz"

De Saint Georges está imputado por los casos de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo y otros familiares secuestrados entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 por el Grupo de Tareas de la ESMA y llevados a la ESMA. Luego, el 14/12/1977, fueron "trasladados": llevados a los vuelos de la muerte.

Sobre estos vuelos, dijo que "si están anotados en las planillas de vuelos los debo haber realizado, pero no recuerdo el vuelo del 14/12/1977".

"No puede sostenerse que el Grupo de Tareas operara en la clandestinidad y que, a su vez, quedara registrado el vuelo".

Los dibujos de un represor

El imputado presentó dibujos de su autoría para explicar el funcionamiento de los vuelos. Fueron expuestos ante toda la sala, con detalles del interior de los aviones.

D´Agostiono integró la División Aviación de la Prefectura Naval (DAVI). De su legajo de conceptos surge que entre el 1/1 y el 31/7/1976 fue Jefe la Oficina de Bienestar y Oficial Jefe de la Sección Criptografía. Según consta en el mismo legajo, realizó vuelos durante 1976, 1977 y el primer semestre de 1978.

Una jornada histórica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada