lunes, 8 de noviembre de 2010

Murió el genocida Massera. Aire más limpio

Había sorteado varios juicios en su contra y estaba condenado a perpetua al anularse los indultos de Menem.
El dictador Emilio Eduardo Massera estaba internado en el Hospital Naval, donde falleció alrededor de las 16 de un paro cardíaco. Junto con Jorge Rafael Videla y Orlando Ramón Agosti formó el primer triunvirato del Golpe militar de 1976, que pocos días después del 24 de marzo designó como primer presidente de la dictadura a Videla, y fue el responsable directo del centro clandestino de detención que funcionó en la ESMA, en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires, hoy transformado en Museo de la Memoria, por donde pasaron alrededor de 5000 detenidos desaparecidos.
          
El dictador fallecido hoy a los 85 años encabezó con Videla y Agosti el golpe del 24 de marzo de 1976, que instauró el terrorista de estado en la Argentina. En el Juicio a las Juntas fue condenado, en 1985, por tres homicidios, 12 casos de tormentos, 69 privaciones de libertad y siete robos. Indultado en 1990 por el entonces presidente Carlos Menem, volvió a prisión en 1998 por el robo y apropiación de bebés nacidos en cautiverio. Mientras lo protegió ese indulto, el juez español Baltasar Garzón imputó a Massera por el delito de genocidio y pidió su captura internacional, por lo que el marino no pudo salir del país ya que se habría expuesto a la misma suerte que el dictador chileno Augusto Pinochet, detenido en Londres y luego extraditado a Chile.

La Corte Suprema confirmó en agosto último la nulidad de los indultos menemistas y Massera -en prisión domiciliaria hasta su internación en el Hospital Naval- afrontaba además desde 2009 un juicio en ausencia en Roma por el asesinato de tres ciudadanos italianos en la Argentina. El mismo tribunal de Italia también investigó su pertenencia a la logia Propaganda Dos, en la que figuraba como miembro número 478, según la comisión parlamentaria que investigó en Italia a esa organización "criminal" de ultraderecha ramificada en varios países.

En los últimos años, Massera alternó la prisión domiciliaria con internaciones por un accidente cerebro vascular, sufrido en 2002, y un infarto en febrero del año pasado. Por pugnas internas, Massera abandonó la Junta militar en septiembre de 1978, unas semanas después de la aparición del diario Convicción, redacción donde obligó a trabajar a varios detenidos-desaparecidos secuestrados en la Escuela de Mecánica.

Además del exterminio de opositores, el nombre de Massera está asociado al secuestro y asesinato de Helena Holmberg, agregada de prensa de la embajada de la dictadura en París, y también de dos empresarios. El dictador abrigaba todavía la ilusión de un "masserismo" en 1982 durante la Guerra de Malvinas, ese escape hacia el abismo del que reclamaba, con escaso disimulo, la autoría intelectual desde las tapas de su diario.

En enero de 1983 intentó candidatearse para las elecciones presidenciales que marcaron el retorno de la democracia pero en junio de ese año fue detenido por la Justicia Federal en la causa que investigó la desaparición de un empresario.

Massera nació en Paraná (Entre Ríos) el 19 de octubre de 1925 y en 1942 comenzó su carrera en la Armada, de la que pasó a ser su máximo jefe en 1973.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada