jueves, 14 de marzo de 2013

Segunda parte declaración Carlos Lordinpanidse e inicio de Patricia Walsh

“Fue su testamento político”
La hija de Rodolfo Walsh habló de la Carta Abierta de su padre a la Junta Militar. También se refirió al campo de deportes de la ESMA, donde cree que pudo ser cremado el escritor y periodista. Mostró que allí se hacen campeonatos de fútbol llamados Copa Cablevisión.

 Por Alejandra Dandan
Patricia Walsh mostró con fotos que en el campo de deportes de la ESMA se realizan torneos de fútbol.

Hacía una hora que había comenzado el testimonio de Patricia Walsh. La fiscalía le había preguntado por las fuentes con las que su padre escribió la Carta Abierta a la Junta Militar. “No entiendo por qué se ríen en la sala”, dijo de pronto mirando a los integrantes del tribunal Oral Federal 5. “Lo digo por un grupo de abogados defensores”, explicó. El presidente del tribunal intentó componer las cosas, indicó que probablemente no era por ella, pero les recomendó a los defensores compostura. Casi en ese momento, las comunicaciones que entraban vía Twitter a la sala acercaban el dato del papado de Jorge Bergoglio. Entre el eco de las risas, podían oírse comentarios sobre las veces en que el ahora papa fue convocado por los testigos en este juicio a dar explicaciones por dos sacerdotes de su congregación detenidos en la ESMA.

Patricia Walsh declaró después de Carlos Lordkipanidse. Ninguno contó todo lo que ya contó en otros juicios porque esos testimonios se dan por sabidos. En ese contexto, lo que aparece son otros huecos de memoria, nombres que disparan imágenes hasta ahora no revisadas y acusados recreados en nuevas escenas porque ahora sí son “acusados” en un juicio. Esto mismo dijo Lordkipanidse ante preguntas en ocasiones molestas y chicaneras de la defensa oficial; y despiadadas de los abogados privados: “¿Le quedaron marcas a su hijo después de la tortura?”, preguntó el defensor Guillermo Jesús Fanego, voz cantante de los marinos.

Los fiscales le preguntaron a Patricia Walsh sobre las fuentes en que su padre se basó para escribir la carta a la Junta Militar. “La Carta Abierta en mi opinión es el texto más brillante y lúcido de mi padre Rodolfo Jorge Walsh”, dijo. “Estuvo trabajando los tres últimos meses de su vida, lo supe porque él mismo me lo contó. Mi padre, que había hecho la investigación de los fusilamientos clandestinos en José León Suárez en los años ’50, llamó a esa investigación Operación Masacre y cuando ocurrió lo que fue pasando en 1976, nos decía y me decía a mí que lo que estaba ocurriendo era una gran masacre. Cuando escribe sabía que era posible que le costara la vida, pero si lo hacía lo que no iban a poder quitarle era dar testimonio de ese momento.” Da las primeras cifras de muertos, de presos, desaparecidos, dijo. “Y si bien esas cifras se incrementaron luego, lo cierto es que en marzo del ’77 sentía la obligación moral de escribir esa carta y siempre entendí que era su testamento político.”

Un eje del testimonio fue el campo de deportes de la ESMA, todavía ocupado por la Marina. Patricia llevó fotos para mostrar que se juegan campeonatos de fútbol llamados Copa Cablevisión. En ese lugar cree que pudo haber sido cremado su padre y otros desaparecidos. En ese sentido, recordó que su hija María Eva Fuentes le habló del rol de un ex teniente de la ESMA al que los marinos pedían combustible cuando moría un secuestrado en un momento de la semana en el que no estaban previstos los vuelos de la muerte. “Si había alguna víctima que llegaba herida y moría en la ESMA –dijo– hacían lo que ellos llamaban como ‘el asadito’: solicitaban al teniente Vaca (el civil Gonzalo Torres de Tolosa), encargado de los automotores, combustible, cubiertas en desuso, para llevarlas a ese lugar llamado Campo de Deportes de la ESMA y se deshacían de los cuerpos porque no tenían, digamos, una tecnología alternativa.”

Con las fotos en la pantalla dijo dos cosas. Mostró una cruz al costado del predio. Explicó que la cruz antes estaba en la ESMA y alguien la trasladó en el contexto de la expropiación. Se preguntó quién y qué significa el lugar donde está ahora. Y pidió al tribunal lo que viene pidiendo hace tiempo: una medida de no innovar en un lugar “que ni siquiera está señalizado”. La fiscalía acompañó el pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada